lunes, 2 de junio de 2014

...¡¡Doble!!: "tarta joyero y tarta Pichi"... de recuerdos y subconsciente.



Hoy voy a contar dos historias :
¡doble!, las de dos tartas y cómo los recuerdos y el subconsciente marcaron pauta a la hora de hacerlas.

Una es un joyero...



y la otra es la tarta "Pichi"..., el nombre nos dá la pista...





Vamos a ello...

El mes de Mayo es el mes de las Comuniones, sin duda, y es entonces cuando más que nunca hay alguna ocasión en la que recuerdas ese día...¡por más años que corran...!
Y yo... ¡¡doble! (no es por chinchar)
Para mí hay dos días señalados, el de mi Primera Comunión, y el de ...mi "segunda" Comunión junto a mi primo Fran. Aquí, una foto de ese día...

¡¡qué ganas de salir corriendo!!...y el pobre me sujeta...

nuestras madres tenían esa ilusión...y no valía con hacernos unas fotos juntos de cualquier manera...,no, ¡ceremonia completa!
Pero bueno, ahí ha quedado como algo diferente y único en la historia de mi vida.

El caso es que recordamos esos ese día toda la vida y claro está que no solo por lo que significa religiosamente...como niños teníamos otros intereses, y tengo que decir que aún más como niños de "mis tiempos"- !si, si, ya... frase de mayor¡...- y es que antes solo en ocasiones especiales podíamos "pedir nuestras cosas deseadas"... y tampoco había tanta variedad...así es que al final la mayoría crecimos junto a las mismas, hermanándonos en cierto modo ya que nos hicieron vivir experiencias similares...
Podría buscar y poner muchas de esas cosas, dada mi afición a guardarlo todo como recuerdo...pero
es que en casa de las madres no hay ni que buscarlas, ¡están ahí, a la vista de todos!,  un poco más al fondo cada vez, pero a la vista...,vamos, en la vitrina del comedor sin ir más lejos.

De allí he rescatado el Niño Jesús que me regalaron,  sin el aro y con cierto desgaste...porque eran de escayola...

El pobre..., esas uñitas de los pies...

y la figurita de la tarta de mi hermana Gema

ésta es que...me dá un poco de "miedito", oye


En ese mismo mueble, abriendo otras puertas más abajo, me encuentro montones de albunes de fotos, entre ellos los que se han quedado en depósito guardados por mi madre, porque son nuestros(eso siii)...pero no te los llevas, se quedan cuando te vas de casa¡¡
Allí están los de nuestras Comuniones, claro...

..rematadamente inconfundible


y en una de esas hojas, que se despegaban y se pegaban en un principio...y luego ya solo se despegaban...,me encuentro éste muestrario de recordatorios, los propios y los de alguna amiga con las que te los intercambiaste cual cromo...ah,  incluso está la tarjeta de menú del festín... en mi caso se celebró en casa, menudos preparativos...



Visto que somos generaciones que tenemos tantas cosas en común con los regalos de comunión pasaba igual, claro...
por ejemplo las muñecas de comunión.
Nosotras queríamos y pedíamos una como éstas...


pero nos regalaban otras, que no eran esas...
Luego ya las queríamos igualmente; felices siempre con las versiones adaptadas...(que de eso sabíamos mucho)

...véase..., aquí ya la miro con amor...

...los juegos de boligrafo y pluma "indomable", calculadora,...y si no caía uno de éstos poco te faltaba...

para el dibujo técnico (yo no podía con él)...preparándote para  ingeniero...


el libro (ó libros, ya que era muy socorrido) de "recuerdos de mi Primera Comunión" firmado y con dedicatorias de todos los asistentes...
y algún libro más; qué buena excusa para iniciar una colección que iba añadiendo ejemplares ya en cada fecha señalada, bien fuese cumpleaños bien fuese el día de Reyes Magos (no conocimos a Papá Noel)




la cámara de fotos no podía faltar. A mí me regalaron una  a la que se le podía acoplar un flash en forma de cubo con cuatro lamparitas que se fundían en cada disparo...años después los encontré y casi me dá algo



...dinerito, que no se quedaba en tus manos más allá de ese día, claro...
un reloj y alguna joyita, esas sí  se quedaban...guardadas y sin ponértelas, pero ahí están

...yyyyY, ya aparejadoo...no te faltaba dónde guardarlas porque también te regalaban el joyero...

Buscando en internet imagenes de joyeros me encontré con el mismo modelo que le regalaron a mi hermana Gema en su Comunión...
La bailarina tenía un imán y bajo la plataforma había otro que iba dando vueltas con la música, la atraía y asi bailaba y giraba ...total que con ésto ya te quedabas "a cuadros" y te entretenías unos buenos ratitos, eh?...

...ninoninoninoninoniiiii

Y aquí es dónde se encuentra el punto final de la relación entre mis recuerdos y la tarta que el sábado preparé para Paula, la hija mayor de mi amiga Merche.
Celebraba su 11 cumpleaños y ya no es muy aficionada a ninguna serie de dibujos animados; esa edad difícil para acertar en gustos...y pensando qué tipo de tarta hacerle me vino a la cabeza  preparar un joyero con su bailarina.
Recordé unos toppers preciosos que compré hace tiempo para decorar unos cupcakes de fresa; fueron uno de mis primeros y los hicieron lucir, así cualquiera...,

la manga tipo churri...qué gran cambio con semejante adorno¡¡ eso sí, estaban muy ricos

La tarta seguramente le habrá gustado más a la madre que a la hija, por lo de los recuerdos...pero no he podido evitarlo; el subconsciente (y la nostalgia) me ha dominado, lo tengo claro...
Y así quedó la tarta...




intenté marcar un poco el reflejo ya que se supone que en la tapa hay un espejo,
algo es algo




Espero que le gustase mucho a Paula, ya que a mi hermana (según cuenta) le encantó el suyo...






Y ahora, como la entrada vá de dobles, voy a contar otra historia más: la de la tarta que preparé para el día de San Isidro...
Quería hacer para la ocasión algo muy significativo...claro está que tenía que aparecer una pareja de chulapos, pero no quería ponerlos sobre una tarta decorada sin más, buscaba hacerla de otra manera...
Entonces me acordé de los barquillos, y de los barquilleros; he visto alguno hace ya años junto al estanque del Retiro...ya no, espero que en la pradera de San Isidro se conserve la tradición y pueda encontrarse todavía alguno por allí



Decidida ya me dispuse a tomar modelo de las ruletas que llevaban por imágenes de internet...






la ruleta, no sé muy bien cómo iba...mucho 1 veo por ahí


y empecé a preparar la tarta...








todo fué bien hasta que llegó la hora de dibujar una imagen de Madrid, ya que el dibujo  no es lo mío, pero bueno dentro de lo que cabe no fué un mal día y más aún teniendo en cuenta que tenía que dibujar en vertical con la placa de fondant ya puesta en la tarta con su forma curvada , no me quejo del resultado después de todo...

El título no podía ser otro..."PICHI"


Soy sincera, elegí la Puerta de Alcalá, aparte de por tenerla muy presente por su cercanía con mi casa, porque no me atrevía con algo más complicado, como la Cibeles por ejemplo...
Ahora ya solo quedaban por hacer los dos personajes, protagonistas de un encuentro en una fiesta tan señalada...
y ahí también mi subconsciente se adueñó ...porque me vino la imagen, no sé por qué, de Concha Velasco vestida de chulapona...y mira que no sé cuándo habré visto yo La Verbena de la Paloma...



así es que ésta chulapa tiene un lunar característico....








y un mantón de la china
(y un barquillo)
... te voy a regalar....











...y ésta doble historia se acabó...
Con todo el cariño....Espero que  os guste y que os traiga muy buenos recuerdos.
¡Hasta la próxima!




2 comentarios:

  1. Pilar, qué historias tan bonitas y tan bien contadas... Me han encantado. Me han despertado recuerdos, y me han emocionado. Eres una artistaza, la tarta joyero de bailarina es tan fina y original que me he quedado sin palabras... Y sobre la de los chulapos ya te dije que te quedó genial, fascinante, preciosa, graciosa, un modelado espectacular... Muuuuuacks!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Me alegro que te guste Ruth. Bueno--- que soy de la época de lo de "querido diario"...y de ahí vendrá... ;) Un abrazo enorme y gracias por tener siempre unas palabras de agrado y cariño. Te mando un montón de besos amiga¡¡¡

    ResponderEliminar